En las empresas de rehabilitación de edificios en Madrid conocemos perfectamente los tipos de humedades que pueden afectar a las estructuras de nuestros inmuebles. El peligro de las humedades puede ir de una simple molestia a un grave problema, y por ello es bueno identificarlas y solucionarlas cuanto antes para evitar desastres.

El tipo de humedades más común son las que se producen por filtración, suelen darse por problemas en la impermeabilización del edificio, provocadas por la lluvia, o también por problemas en la recogida de agua, que vienen de defectos en los sumideros o canalones.  Estas humedades por filtración se dan tanto en juntas y cubiertas como en muros. Para prevenirlas lo mejor es tener cuidado con la impermeabilización del edificio, poniendo especial atención al tejado y a los muros de los sótanos, mirando si salen manchas y actuando de inmediato.

Otro tipo de humedades que nos encontramos las empresas de rehabilitación de edificios de Madrid son las humedades por capilaridad. Aparecen en las partes bajas de los muros normalmente en las zonas inundadas. La humedad sube por capilaridad hasta alcanzar cierta altura. Para prevenirlas lo mejor es hacer revisiones continuas y reaccionar ante el olor a humedad.

Por otra parte, existen las llamadas humedades de condensación, y son las que aparecen en las viviendas a partir de un exceso de humedad en las mismas. Suelen aparecer en lugares fríos y en zonas con una mala ventilación y lugares sin calefacción. Para prevenirlas tendremos que fijarnos en si se forman hongos o mohos en nuestras paredes, o incluso en nuestra ropa. Es importante mantener una buena ventilación en las viviendas para que no se formen las humedades por condensación.

En Convasa Simón, S. L. tenemos experiencia en la rehabilitación de edificios y solucionaremos tus dudas acerca de humedades y cómo prevenirlas.